Cómo ser un buen vendedor

Cómo ser un buen vendedor

Ser un buen vendedor es más una cuestión de aprendizaje, preparación y método que de ser una persona con labia o con “suerte”.

No obstante antes de que empieces a leer este artículo, me gustaría decirte que sería muy complicado realizar una guía excepcional de “cómo ser un vendedor de éxito”. Ya que tanto las ventas como el mundo de los negocios son mundos muy dinámicos que cambian y evolucionan constantemente.

Una vez dicho esto, tienes que ser consciente de que el resultado que consigue crear un buen vendedor es el camino que este realiza y no el destino al que ha llegado. Saber esto, y poner en práctica un buen método, analizando qué funciona y dónde se podría mejorar es la rampa hacia el éxito profesional como vendedor.

 

¿Por qué trabajar en ventas?

Si ya trabajas en el mundo comercial o estas planteándote la posibilidad de hacerlo, es conveniente que te preguntes si te lo estas tomando como un trabajo temporal “hasta que salga otra cosa” o tienes la intención de llevar a cabo una carrera profesional como vendedor.

Muchas veces se considera un trabajo como vendedor como la última alternativa “si no queda más remedio”. Y es muy cierto que muchos vendedores de éxito lo son, porque no encontraron otro empleo. Son vendedores porque un día no tuvieron más remedio que aceptarlo.

Es un buen momento para que te contestes a ti mismo. ¿Por qué decidiste hacerte vendedor?, y si todavía no lo eres ¿Por qué motivo estas contemplando la posibilidad de serlo?

Trabajar en el mundo comercial suele ofrecernos una profesión con muy poco paro, y en la mayoría de los casos mejor retribuida económicamente, que el resto de departamentos de las empresas. Si a esto le sumamos que es una profesión que no requiere un esfuerzo físico, lo que permite llegar a la madurez en plenas condiciones para incluso seguir creciendo profesionalmente.

Con este punto solo queremos hacerte ver, que será más fácil llegar al éxito si decides hacer de las ventas tu profesión de futuro.

 

Formarse como vendedor

Aún habiendo tenido una larga carrera comercial no tenemos que dejar nunca de formarnos en ventas. Realizar periódicamente cursos de formación puede parecer una forma de perder el tiempo, cuando se considera que se dominan todos los procesos de la venta. ¿Porque es tan necesario hablar de cómo vender, en vez de estar vendiendo?

Pero es un hecho que la formación periódica hace mejores vendedores. Siempre hay nuevas técnicas de ventas, y siempre existen técnicas antiguas que aunque las reconocemos como efectivas hemos dejado de ponerlas en práctica sin saber por qué.

Las grandes empresas saben que un profesional que asiste a un curso de formación sobre ventas (aunque conozca de sobra las materias que se tratan en el mismo) aumenta su nivel de ventas en los tres siguientes meses como mínimo un 10%. Por este motivo programan formación, con carácter anual como mínimo para sus equipos comerciales.

Si esta formación es beneficiosa para un profesional con experiencia, imagínate lo que conseguirá con un “vendedor novato”. Sea cual sea tu nivel, Es necesario que asistas a todos los cursos y seminarios  posibles a la vez que sigues leyendo libros y artículos relacionados con el mundo comercial, para mejorar tus habilidades continuamente.

 

Organízate con antelación

Cuanto mejor te vaya en tu labor comercial, más organizado tendrás que ser. Ten en cuenta que tienes que atender a un sinfín de reuniones, llamadas y mensajes, atender tu red de contactos y no descuidar la búsqueda constante de nuevos clientes.

La persona que quiera convertirse en un buen profesional de ventas, tiene que aprender a gestionar su tiempo de la forma más eficaz posible.

Es primordial que sepa ordenar sus tareas por importancia, para ofrecerle la prioridad que merece. Nuestro horario de trabajo es limitado, y tenemos que saber sacarle el máximo rendimiento.

 

Habilidad para conseguir prospectos

No importa lo bien que sepas presentar el producto, ni la confianza que logras inspirar, ni tus conocimientos de los diferentes tipos de clientes ni tan siquiera tus habilidades de cierre, si no tienes a nadie a quien dirigirte.

Llamamos prospección al trabajo que realizamos para conseguir llegar a potenciales clientes, con el fin de que terminen convirtiéndose en clientes reales.

La labor de buscar nuevos  prospectos es fundamental para un comercial, y el tiempo que dedica a la misma tiene que ser el adecuado, para que cada día obtenga resultados. El futuro cliente al que dirigirnos es la primera parte del embudo de ventas, motivo por el cual tiene una importancia vital.

La buena noticia, es que podemos buscar clientes de muchas maneras, a la vez que vamos aprendiendo a ser cada vez más eficaces. Pero tan solo unos pocos  días sin practicar estas labores, penalizará nuestros resultados a corto plazo.

 

El arte de cerrar

El cierre de una venta es el punto cumbre para cualquier profesional de la venta, sin duda el momento más gratificante (y hasta emocionante) de tu trabajo. Pero por desgracia también es el punto más estresante y lamentablemente el que dará valor a todo nuestro trabajo.

Este miedo al “no” puede ser un punto importante de ansiedad para el vendedor. Pero mientras que aprendemos a mejorar nuestras habilidades de cierre (aprender a vender es un proceso largo), no dejemos perder la oportunidad de crear una relación que con el tiempo puede traernos la venta que se nos escapa hoy.

Es muy importante para llegar a cerrar ventas como una labor habitual, saber manejar las objeciones de los clientes, incluso preguntarle que tendrías que ofrecer para llegar a un “si”, y aún así en el peor de los caso, saber que un no, no siempre es el final.

 

 

Hemos elegido estos cinco puntos como los más representativos para ser un buen profesional de la venta, si bien existen otros de vital importancia que podrían haberse mostrado en este artículo. El éxito de un buen vendedor se consigue  aunando diferentes habilidades clave, que por suerte se pueden mejorar con el trabajo y la práctica.

Pero existe un punto muy importante, sin duda el que más…

Sé apasionado por tu trabajo…

Si no sientes pasión por lo que haces, puedes estar ante un trabajo temporal, pero nunca conseguirás llegar al máximo de tu potencial. Y si por suerte el negocio es tuyo y estas llevando a cabo el proyecto que siempre te ha gustado, estas multiplicando tus posibilidades de éxito como vendedor.

 

 

Cómo ser un buen vendedor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll hacia arriba

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies